Avisar de contenido inadecuado

La conspiración de las braguetas

{
}

Existen sobrados y elocuentes datos acerca de la conspiración de las braguetas. La premisa reza así: “en el encuentro ante una mujer que le resulte apetecible, la bragueta del hombre se deslizará lentamente dejando ver el color de su calzoncillo.” El pavor, la vergüenza, desde el lado masculino, y el asco proveniente desde el sector femenino, no se harán esperar. Pero ¿qué controla a las braguetas? ¿Tan sólo se trata de efectos de fábrica, como si fuese una predisposición genética, que ante un suceso exterior y accidental como una inminente erección, se desencadena, dejando en triste y ridículo lugar a la intentona de galán de turno? No lo sabemos. No tenemos las respuestas, sólo alguna que otra pregunta. De lo que sí estamos seguros es que las braguetas, más tarde o más temprano, nos condicionarán el posible encuentro con el amor de nuestras vidas. Así que amigo lector, cada vez que salga de su casa corrobore el estado de su ropa interior.

{
}
{
}

Comentarios La conspiración de las braguetas

Jajaja, Pablito una vez dando clases en secundaria , tuve ese problema, no me di cueenta y una de mis alumnas después de tanto reírse con otras compañeras me dijo...... profe.. vió la propanganda donde  diceeen ... mejor con botones...... y ahí me miré el pantalon y  me subí la bragueta.
La propaganda  de pantalones de  una marca conocida, había sacado una nueva serie con botones, donde un tipo girtaba porque se había agarrado el prepucio con el cierre y una voz en off deciaaa.. mejor con botones...
Un abrazo.
jorge luis alhaits jorge luis alhaits 15/01/2012 a las 00:22
Creo que todos tenemos una anécdota para contar al respecto. A mi me pasó en plena adolescencia, con los complejos y verguenza de dicha etapa, bajando de un colectivo en el cual iban otros adolescentes que yo no conocía pero que de alguna manera había cierto contacto. Y yo que bajaba y ellos me miraban y se reían, y yo no entendía nada pero por las dudas me ponía rojo como tomate. Hasta que me estoy por bajar y uno se digna y me dice, che, la bragueta. Y bue... se me cagaron de la risa. Saludos Jorgito 

Deja tu comentario La conspiración de las braguetas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre